Terapia Familiar

La terapia familiar es útil para los niños, jóvenes y adultos que experimentan patrones de relaciones disfuncionales y carencias en los vínculos afectivos que ocasionan un malestar general o la sensación de que la familia se desintegra gradualmente.

 

La psicoterapia sistémica familiar (Terapia Familiar) permite ver la familia como sistema, como unidad, todo lo que le afecta a un miembro le afecta a todos los demás, cada familia es única y sus necesidades también son únicas.

Las personas pueden encontrar en esta terapia la oportunidad para reflexionar y entender las experiencias y puntos de vista de cada uno, apreciar las necesidades del otro, construir cimientos más firmes, y hacer cambios útiles en sus relaciones y sus vidas.

En general, cualquier situación o problema que afecte a las relaciones entre los miembros de la familia o su funcionamiento puede beneficiarse de esta terapia.

El objetivo principal es:

“Mejorar el funcionamiento familiar, la salud emocional y el comportamiento de los integrantes de la familia”.

Algunas situaciones para las que sirve la terapia familiar se enlistan a continuación:

  • Problemas de salud, enfermedades físicas y crónicas.

  • Transtornos psicosomáticos

  • Dificultades conductuales de los niños y adolescentes

  • Problemas de salud mental

  • Abuso de alcohol y otras sustancias

  • Problemas matrimoniales, así como la separación y el divorcio

  • Acogimiento familiar, adopción y otras cuestiones relacionadas con el ciclo vital familiar y las etapas de transición.

  • Violencia intrafamiliar

  • Experiencias traumáticas, pérdidas y duelos

  • Alteración de la vida familiar debido a conflictos sociales, politicos y religiosos

  • Promoción de habilidades parentales y mejora del funcionamiento familiar

©  Psicoterapia Infantil  

Síguenos
  • Negro del icono de Instagram
  • Facebook Black Round
  • Twitter - Black Circle